Inspeccionan casa de Filiberto Ojeda
miércoles, 4 de junio de 2008
Maelo Vargas Saavedra / Primera Hora
Primera Hora

Hormigueros.- Un informe muy objetivo.

Eso es lo que se propone rendir en tres meses el relator sobre Formas Contemporáneas de Racismo de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que ayer inspeccionó la casa donde murió Filiberto Ojeda Ríos en medio de un operativo de las autoridades federales.

Acompañado de Orlando Portela, miembro de la Comisión de Derechos Humanos del Colegio de Abogados, y de William Ramírez, director ejecutivo de la Unión Americana de Libertades Civiles, Doudou Diéne visitó la residencia donde agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) dieron muerte el 23 de septiembre de 2005 a Ojeda Ríos.

En el barrio Jagüita, sector Plan Bonito, de Hormigueros, los impactos de armas de alto calibre que usó el FBI aún son palpables en la abandonada vivienda, como evidencia de lo que allí ocurrió.

“Mi informe será uno muy objetivo’’, dijo Diéne, quien, sin embargo, no entró en detalles sobre lo que observó en la casa que ocupó Ojeda Ríos.

Dijo que sus investigaciones buscan poder combatir los casos de racismo, discriminación y xenofobia y especificó que en su informe pondrá los puntos de vista de las comunidades que son víctimas de violaciones a los derechos civiles y humanos.

“En la última parte del informe yo voy a analizar la información que recibo del Gobierno, de las comunidades víctimas, y le voy a formular recomendaciones de acción al Gobierno’’, dijo Diéne, que preparará el informe sobre sus hallazgos en la Isla basado en dos días de visitas.

“Yo creo que el racismo es una carta de manipulación política’’, agregó.

Diéne fue también ayer a la cárcel Guerrero de Aguadilla.

Allí escuchó testimonios sobre la muerte de decenas de confinados que se encontraban en proceso de desintoxicación de drogas fuertes.

En la noche, éste escucharía testimonios de vecinos de los residenciales públicos de la playa de Mayagüez, que alegan fabricaciones de casos y violaciones a derechos civiles y humanos por ser miembros de comunidades pobres.

Antes de venir a Puerto Rico, Diéne ha investigado en más de 20 países, entre éstos Canadá, Colombia, Brasil, Japón, Rusia, Guatemala y Honduras.