(Palabras de Michelle Alexander traducidas al castellano)

Trágicas noticias. En este momento, a Herman Wallace le quedan días, sino horas de vida, y el estado de Luisiana no le otorgará una compasiva puesta en libertad.

Herman Wallace es el preso que durante más tiempo ha estado en aislamiento en los Estados Unidos, permaneciendo en una jaula de 1,8x2,7m, por un mínimo de 23 horas al día, a lo largo de los últimos 42 años. Ahora se muere de cáncer de hígado.

Para aquellos que no sepáis de su lucha, Herman Wallace es miembro del Angola 3. Wallace y otros dos hombres fueron encarcelados por atraco a mano armada, tras ser acusados, en 1972, del asesinato de un guardia de la Penitenciaria Estatal de Luisiana, más conocida bajo el nombre de “Angola”.

Los tres hombres aseguran que fueron falsamente incriminados debido a su activismo político como miembros de una de las primeras secciones del Partido de las Panteras Negras. Miles de simpatizantes alrededor del mundo creen en su inocencia, incluida la propia viuda del guardia de prisión que fue asesinado.

A pesar de las condiciones de tortura que ha tenido que soportar, Wallace ha sido fuente de inspiración para muchos activistas y defensores de la verdad por todo el planeta. Incluso ayudó a organizar equipos de asistencia para las víctimas del huracán Katrina desde su jaula de escasos 2x3m. Pero hoy Herman está destinado a morir de una “letal injusticia”, en palabras de Kackie Sumell, artista de Nueva Orleans que ha construido la casa de los sueños de Wallace en Nueva Orleans, un hogar que Wallace nunca podrá ver, pero que se mantendrá como testamento de su rechazo a dejar de soñar sueños maravillosos.


(Traducción por Elisa Marvena, kei_sanz@hotmail.com)